martes, 24 de enero de 2012

SARALEGUI, GLORIA DEL FÚTBOL


Son recordadas por muchos las hazañas futbolísticas de monsieur SARALEGUI especialmente en el Barrio Las Tripas. Y son recordadas justamente por el concepto de belleza que desplegaba SARALEGUI en su juego sumado al enorme caudal de artimañas, trucos, engaños o como querían llamar sus detractores a lo que simplemente era: audacia del intelecto.

Sabido es que los inolvidables "Desarrapados de la Ochava", liderados por SARALEGUI, invictos por siempre, eran desafiados todo el tiempo por rivales envidiosos que no les alcanzaban ni a las musleras. Conjuntos siniestros de juego malintencionado y berreta que nunca hubieran podido derrotar a un equipo tan festivo y simpático.

Nadie olvidará jamás cómo SARALEGUI evitaba los golpes pegando primero y sin soltar la pelota, escupiendo a los ojos del rival o simplemente bajándoles los pantaloncitos a los defensores pudorosos luego de tirarles un caño insultante. Nadie olvidará jamás a SARALEGUI jugando siempre a la sombra y esquivando la posibilidad, insoportable para él, de correr mas de 5 metros pero atento al desconcierto ajeno. Así es como se acercaba al arquero adversario y lo distraía del juego con sus artes poéticas: aquellos versos guarangos, irresistibles para cualquier muchacho de barrio.

He aquí algunos ejemplos desplegados, otrora, por el genial SARALEGUI:
Me dijo el almacenero 
que tu novia es muy bonita 
si le arrimo el sonajero 
sonará cual campanita. 

O este otro de tono mas campechano:
Es un partido embromado 
eso no lo disimulo 
si te quedás agachado 
te la clavo en un angúlo.

Estas artes de la inspiración rimada, ponían furiosos a los guardametas que olvidaban su función concreta debajo de los tres palos y salían disparados detrás suyo poseídos con fierros, cuchillos u otros objetos contundentes para golpear a un SARALEGUI siempre inalcanzable.

Finalmente su truco mas eficaz: hacerse amigote del portero adversario y apoyado con displicencia en uno de los palos, conversando animadamente, lo convidaba sin parar con copitas de anís azucarado. Sublime SARALEGUI!

(para resguardo de la memoria colectiva vale mencionar aquí la formación del equipo invicto de veteranos del Club Social y Deportivo La Pereza, liderado por nuestro héroe insuperable:

en el arco: Huevo Podrido
en la línea defensiva: Calamidá, el Gordo Cremona, Cebo Choto y Cosito.
en la línea media: el Enano Cascarita, el Licenciado Partagás y Joe Cannabis.
en la delantera: Jeta Partida, Monsieur SARALEGUI y Puromoco.
todos ellos bajo la dirección técnica del incomparable estratega Don Lupercio, el Bifronte.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario